Inclusión: desarrollo del primer Diccionario de Lengua de Señas Peruana

Una alianza entre lingüistas e ingenieros informáticos ha permitido, desde la PUCP, el desarrollo del primer Diccionario de Lengua de Señas Peruana.

30/11/2022

Una plataforma virtual que reúne un glosario de alrededor de 750 señas, que incluye videos, traducción al español, transcripción en escritura de signos y una oración de ejemplo para cada uno de los términos, representa, sin duda, un paso esencial para impulsar el desarrollo inclusivo de las personas con discapacidad auditiva.

A través de este proyecto, se ha conseguido elaborar un modelo de reconocimiento de señas que utiliza la tecnología de machine learning, y se basa en 27 puntos clave de la pose, las manos y el rostro. El diccionario será de acceso libre y gratuito para todo el público.

La problemática

El Dr. Miguel Rodríguez Mondoñedo, docente del Departamento de Humanidades y quien lidera el proyecto, explica que la lengua de señas peruana (LSP) ha sido creada por la propia comunidad sorda en el país, tiene su propia gramática y su propio léxico, y es diferente a las otras lenguas de señas en el mundo y a la gramática del castellano. “Aunque es una lengua oficial (Ley 29535, del 2010), el Estado no le da los servicios lingüísticos que sí reciben las otras lenguas peruanas, como entrenamiento de intérpretes, materiales educativos y visibilidad”, señala el docente.

Además, añade, no existe un diccionario bilingüe LSP-castellano, “que es una herramienta fundamental para que las personas sordas aprendan castellano escrito, así como para que sus familias, los educadores, los funcionarios públicos y, en general, todos los involucrados con la comunidad sorda puedan aprender LSP. Por eso, nuestra meta fue construir ese instrumento, de manera profesional, para que esté disponible de manera gratuita”, completa.

El proyecto

De esta manera, como explica Rodríguez, el proyecto que vienen impulsando desde la PUCP junto a Gissella Bejarano Nicho de Baylor University, consiste en el desarrollo de un portal web donde se puedan conectar expresiones del castellano con su correspondiente seña en LSP, así como señas en LSP con su correspondiente expresión en castellano. “Es decir, el usuario podría consultar cuál es la palabra castellana correspondiente a la seña y viceversa”, explica.

“Sin diccionarios, la tarea de aprender una segunda lengua es mucho más lenta. En ese sentido, nuestro diccionario permite acelerar significativamente el aprendizaje de castellano por las personas sordas señantes de la lengua de señas peruana".

Dr. Miguel Rodríguez Mondoñedo

Docente del Departamento de Humanidades

El investigador señala que la solución principal de la iniciativa está relacionada con el problema de la comunidad sorda y su lengua. “Las personas sordas no pueden adquirir regularmente el castellano oral (porque no escuchan), pero sí pueden aprender el castellano escrito como segunda lengua”, refiere.

Esta última tarea no es automática, sino que requiere de instrucción dirigida y de instrumentos específicos de soporte, como los diccionarios. “Sin diccionarios, la tarea de aprender una segunda lengua es mucho más lenta. En ese sentido, nuestro diccionario permite acelerar significativamente el aprendizaje de castellano por las personas sordas señantes de LSP”, expresa.

Por otro lado, las familias de niños sordos no saben LSP tampoco; para los padres y madres de hijos sordos, la LSP es una segunda lengua que deben aprender para comunicarse con sus hijos sordos señantes de LSP. Y aquí también el diccionario proporciona una solución que acelerará ese proceso. Lo mismo con todas las personas en contacto con la comunidad sorda: los educadores, psicólogos, médicos, funcionarios públicos, etc.

Trabajo integral  

Un proyecto de estas características, definitivamente, requiere de la colaboración de lingüistas, pero también de especialistas en inteligencia artificial (IA). “La parte lingüística ha consistido en recoger los datos y analizarlos. Esto implica la vinculación con colaboradores con discapacidad auditiva,  grabación de las señas y su correspondiente glosado, esto es, el etiquetado necesario para alimentar el modelo de IA”, dice Rodríguez.

Por su parte, completa, “los ingenieros deben construir la arquitectura del modelo de IA, que le permitirá al portal establecer las conexiones entre los videos en LSP y las expresiones castellanas. Esto requiere de mutuo entendimiento conceptual y colaboración fluida en muchos detalles”.

“Adicionalmente, es necesaria la intervención de especialistas en servicio al usuario, diseño amigable, entre otros. Se trata de un proyecto realmente interdisciplinario”, comenta.

¿En qué etapa se encuentra el proyecto? “Podemos decir que estamos en una etapa avanzada, con los datos ya recolectados y etiquetados, y con la arquitectura ya diseñada. De hecho, tenemos un prototipo listo. El diccionario ha sido concebido de manera que sea escalable, es decir, que permita el ingreso de nuevas señas bajo los mismos estándares”, finaliza.