Indecopi otorga patente de invención PUCP a procedimiento para la síntesis del tanato de zinc

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) otorgó la titularidad de la patente de invención “Procedimiento para la síntesis del tanato de zinc a partir de una fuente en polvo de taninos hidrolizables” a la PUCP, por un periodo de 20 años.

28/04/2022

Durante muchos años, los pigmentos a base de cromato de zinc se han utilizado como agregados anticorrosivos en la formulación de imprimantes por sus excelentes propiedades inhibidoras; sin embargo, en algunos países, se restringe su uso por su toxicidad y posibles efectos cancerígenos.

En este contexto, surge el proyecto “Desarrollo y caracterización de un pigmento anticorrosivo a base de polvo de tara y óxido de zinc”, primer proyecto de la patente presentada. Los docentes Santiago Flores y Antonella Hadzich, inventores de la propuesta, nos comentan sobre el camino recorrido. 

¿Cómo nace el interés de desarrollar este proyecto? ¿Qué necesidad a nivel de industria cubre?

Santiago Flores: En el Perú, no se fabrican pigmentos inhibidores de la corrosión, por lo cual, las empresas fabricantes de pinturas industriales y domésticas deben obtenerlos desde el exterior. El 2013, empezamos la investigación con un presupuesto total de S/ 639,069.10 nuevos soles financiados con recursos del Estado peruano (FINCyT), la PUCP y la colaboración del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología de Pinturas (Cidepint) de La Plata, Argentina. 

Antonella Hadzich: Se optimizó la síntesis del pigmento tanato de zinc en el Instituto de Corrosión y Protección de la PUCP. Gracias a los profesionales que nos acompañan en cada investigación, así como a los laboratorios y equipos con los que contamos en el ICP-PUCP, se pudo obtener esta patente. Además, se demostró, mediante pruebas electroquímicas, de corrosión acelerada y exposición natural, que los tanatos de zinc poseen un comportamiento equivalente a los pigmentos convencionales, tales como fosfatos o cromatos de zinc.

A nivel industrial, son pigmentos no tóxicos, de bajo costo y ecoamigables. Con este invento, pretendemos resguardar la salud de los consumidores y proteger el medio ambiente".

Dra. Antonella Hadzich

Docente e Investigadora PUCP

¿Cómo se puede potenciar la utilización de los pigmentos anticorrosivos de tanatos de zinc dentro de la línea de producción de una empresa?

Santiago Flores: Las materias primas utilizadas para preparar este pigmento anticorrosivo son de origen peruano. Las empresas que proveen el polvo de dichas materias están dispuestas a colaborar para ampliar el rango de uso de las mismas, lo que exige una maduración tecnológica disponible para su comercialización. Por eso, solicitamos la patente de invención el 21 de septiembre del 2017. 

Antonella Hadzich: A nivel industrial, son pigmentos no tóxicos, de bajo costo y ecoamigables. Con este invento, pretendemos resguardar la salud de los consumidores y proteger el medio ambiente. Hemos sido pioneros en la aplicación de este tipo de pigmentos en el campo de recubrimientos protectores contra la corrosión. El 2020 tuvimos un acercamiento con una empresa nacional, líder en fabricación de pinturas, a través de su hub de innovación.

¿Cuál es el siguiente paso en la innovación de este proyecto? 

Santiago Flores: Hemos continuado trabajando en la síntesis, caracterización y aplicación de tanatos metálicos. En un proyecto auspiciado por el Vicerrectorado de Investigación PUCP (2020), se sintetizó un pigmento a base de taninos y cobre (tanato de cobre). Se encontró que el tanato de cobre inhibe el crecimiento de bacterias, con una potencial aplicación en recubrimientos antimicrobianos y pinturas con efecto inhibidor del SARS-CoV-2. Esta nueva línea de investigación nos permitió colaborar con alumnos de la especialidad de Ingeniería Biomédica, apoyados por la Fundación BBVA, en el desarrollo de mascarillas 3D pintadas con nuestro nuevo recubrimiento inhibidor. 

Antonella Hadzich: Un siguiente paso ideal sería que la PUCP utilice pinturas pigmentadas con los tanatos de zinc. Su implementación fortalecería la gestión ambiental ecoeficiente que se busca promover dentro del campus. Para futuros proyectos, se plantea el desarrollo de otros tanatos con posibles aplicaciones anticorrosivas y antibacteriales.

Las materias primas utilizadas para preparar este pigmento anticorrosivo son de origen peruano. Las empresas que proveen el polvo de dichas materias están dispuestas a colaborar para ampliar el rango de uso de las mismas, lo que exige una maduración tecnológica disponible para su comercialización".

Dr. Santiago Flores

Docente e Investigador PUCP

Actualmente, los docentes están desarrollando nuevas líneas de investigación referidas a los componentes de un recubrimiento: nuevas resinas alquídicas para recubrimientos de protección y autorreparables, y medios alquídicos para reemplazar algunos óleos en el campo de las pinturas artísticas. Asimismo, se ha logrado participar en dos importantes congresos internacionales y publicar un artículo científico en una revista indexada de alto impacto a nivel mundial.

La protección de la invención en el Perú

Las invenciones se protegen a través de las patentes. En el Perú, la primera Ley Nacional de Patentes data del año 1869 y fue promulgada en el gobierno de José Balta. “Para conceder una patente, tenía que cumplir con el requisito de novedad y su protección era de 10 años”, menciona Manuel Castro, director de la Dirección de Invenciones y Nuevas Tecnologías del Indecopi.

A nivel jurídico, además de la explotación exclusiva en el mercado, la titularidad sobre la patente le permite al inventor impedir que terceros realicen un uso no autorizado de la misma. “Un invento que no se encuentra registrado en el Perú no tiene protección legal”, acota el doctor Castro.

Tanto para la normativa andina como nacional, la protección de las patentes de invención de 20 años se contabilizan desde la fecha de presentación de la solicitud de la misma”.

Mg. Manuel Castro

Director de Invenciones y Nuevas Tecnologías - Indecopi

A partir del Acuerdo sobre los Derechos de Propiedad Intelectual vinculados con el Comercio (Adpic), se establece niveles mínimos de protección para los Estados miembros. “Tanto para la normativa andina como nacional, la protección de las patentes de invención de 20 años se contabilizan desde la fecha de presentación de la solicitud de la misma”, precisa el director.

El año 2019, a través de la Dirección de Invenciones y Nuevas Tecnologías, se puso a disposición la plataforma Peruvian Patent Marketplace (PPM), que promueve la interacción entre inventores y/o titulares de patentes peruanos con los actores del mercado nacional e internacional. “Actualmente, esta plataforma cuenta con información de más de 290 patentes o solicitudes de patentes en el país”, finaliza el especialista.


Sobre nuestros investigadores

Santiago Flores es Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid, magíster en Materiales de Interés Tecnológico y Licenciado en Química por la PUCP. Tiene 25 años de experiencia en docencia a nivel pregrado, posgrado y extensión, consultorías y servicios a terceros, investigación e innovación en ciencia de materiales, con énfasis en corrosión y prevención de la corrosión. Actuales líneas de investigación: corrosión atmosférica, pinturas anticorrosivas, desarrollo de nuevas resinas y pigmentos para la protección contra la corrosión y otras aplicaciones tecnológicas.

Antonella Hadzich es Doctora en Física por la PUCP (beca Concytec), magíster en Ingeniería y Ciencia de los Materiales (PUCP – beca Concytec), y licenciada en Química (PUCP). Investigadora (Renacyt) en proyectos relacionados con polímeros y corrosión, particularmente en el campo de los recubrimientos. Investigadora asociada del Instituto de Corrosión y Protección (ICP-PUCP) y docente a tiempo parcial en la Escuela de Posgrado de la PUCP.

Sobre Indecopi

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual fomenta en la economía peruana una cultura de leal y honesta competencia, resguardando todas las formas de propiedad intelectual: desde los signos distintivos y los derechos de autor hasta las patentes y biotecnología. Es concebida como una entidad de servicios con marcada preocupación por impulsar una cultura de calidad que brinde plena satisfacción a la ciudadanía, el empresariado y el Estado.