El aceite de sacha inchi para soluciones en el arte

El trabajo interdisciplinar realizado entre el Instituto de Corrosión y Protección, y la Facultad de Arte y Diseño ha permitido impulsar un innovador proyecto que ha hecho posible la validación de medios de pintado alquídicos a base de aceite de sacha inchi en reemplazo de los óleos.

31/08/2022

“La química y el arte están íntimamente relacionadas”, señala el Dr. Santiago Flores, Director del Instituto de Corrosión y Protección de la PUCP. Y el mejor ejemplo es un proyecto que se desarrolló desde la integración de estos dos campos de conocimientos que consiste en la síntesis, caracterización y validación de medios de pintado alquídicos a base de aceite de sacha inchi para uso en aplicaciones artísticas en reemplazo de los óleos.

El Dr. Flores explica que, en el campo de la pintura, los óleos basados en aceites vegetales, como el de linaza, han sido los materiales preferidos. “Su versatilidad para ser combinados con diferentes tipos de pigmentos y sus propiedades de aplicación mediante diferentes técnicas pictóricas son la razón para su uso extendido”, dice.  “Sin embargo, tienen la desventaja de tener tiempos de secado y curado bastante largos, como semanas o incluso meses”, añade.

Es, en ese contexto, donde se visualizó una oportunidad. Por otro lado, “las resinas alquídicas, polímeros sintéticos a base de materias primas sintéticas y naturales (como el aceite de sacha inchi), tienen la ventaja de reducir los tiempos de secado y curado a horas o días, lo que facilita su uso en la pintura”, completa el docente, quien señala que esta línea de investigación se inició en el 2016 en la PUCP.

Por ello, el desarrollo de este proyecto busca mejorar las propiedades de aplicación y desempeño de resinas alquídicas largas en aceite para ser usadas como medios de pintado artístico, debido a combinaciones apropiadas de sus materias primas, como el polialcohol y el aceite vegetal.

Nuestra propuesta y desarrollo podría introducir al mercado internacional un producto novedoso con algunas ventajas sobre los ya existentes".

Dr. Santiago Flores

Director del Instituto de Corrosión y Protección de la PUCP

Ventajas del proyecto

En ese sentido, Santiago Flores comenta que el uso de aceite de sacha inchi puede presentar ventajas frente al aceite de linaza. “Además, el potencial uso comercial de esta propuesta podría tener impacto en la cadena productiva de un aceite de origen peruano, como lo es el de sacha inchi”, explica.

El Dr. Flores cuenta que el proyecto ha concluido exitosamente, a pesar de las dificultades propias de la pandemia. “El siguiente paso es llevar el proyecto a un grado de maduración tecnológica que permita desarrollar un producto comercial”, dice.

En ese sentido, explica, son pocas las marcas desarrolladas a nivel mundial como medios alquídicos para aplicaciones artísticas. “Nuestra propuesta y desarrollo podría introducir al mercado internacional un producto novedoso con algunas ventajas sobre los ya existentes”, dice.

Incluso, afirma, la PUCP podría desarrollar su propia marca de producto para uso de los alumnos de la Facultad de Arte y Diseño en su etapa de formación académica.

Una mirada desde el arte

El Mag. Marcus Costa, docente del Departamento de Arte y Diseño, explica que, en el campo de la pintura, “el material que ofrece las mayores bondades artísticas en recursos y efectos tantos técnicos como expresivos es la pintura al óleo”.

Este proyecto permitió el trabajo interdisciplinar, por una parte, de un equipo de profesionales del campo de la química para el desarrollo y caracterización del aceite a base de sacha inchi, y de un profesional en el campo del arte para las pruebas respectivas en cuanto a la factibilidad y el potencial uso en la pintura".

Mag. Marcus Costa

Docente del Departamento de Arte y Diseño

Además, indica, “tiene la ventaja de poderse trabajar durante horas por su secado lento (oxidación). Pero este material necesita de un aceite o de una resina que permita su adherencia y fácil desplazamiento en contacto con la superficie o soporte al pintar (mezclado o adelgazado siempre con esencia de trementina o aguarrás mineral para disminuir su viscosidad y acelerar el proceso de secado)”. Costa cuenta que el usado tradicionalmente, por siglos, es el de linaza, pero en el proyecto se buscó usar el de sacha inchi, ya que tiene propiedades y comportamiento similares al mencionado anteriormente.

Finalmente, comenta que, «este proyecto permitió el trabajo interdisciplinar, por una parte, de un equipo de profesionales del campo de la química para el desarrollo y caracterización del aceite a base de sacha inchi, y de un profesional en el campo del arte para las pruebas respectivas en cuanto a la factibilidad y el potencial uso en la pintura».

Interdisciplinar

Este proyecto ha permitido integrar, por un lado, al Instituto de Corrosión y Protección con sus líneas de investigación en ciencia e ingeniería de materiales, recubrimiento de protección anticorrosiva, laboratorios y equipamiento de última generación, y, por otro, la Facultad de Arte y Diseño, unidad académica que ofrece formación multidisciplinaria para futuros artistas y diseñadores. El proyecto ha sido financiado por Concytec Perú, ProCiencia y el Banco Mundial.