Centro para la innovación

16/05/2018

La Disciplina de Ingeniería Eléctrica y Electrónica es la primera de la PUCP en ser reconocida como Centro Especializado en Innovación por el Concytec.

Con 11 disciplinas autorizadas en las áreas de Investigación y Desarrollo (I+D) por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), la PUCP se mantiene como la universidad líder del país con mayor número de autorizaciones en este rubro.

Ahora, tenemos más motivos para sentirnos orgullosos y continuar con la labor. En abril, la Disciplina de Ingeniería Eléctrica y Electrónica obtuvo la autorización para funcionar como centro especializado en innovación tecnológica, competencia que es representada a través de la “i”. Se trata del primer centro especializado de la PUCP en ser reconocido con las tres competencias evaluadas por Concytec: Investigación (I), Desarrollo Tecnológico (D), e Innovación Tecnológica (i); en suma, I+D+i.

“Concytec, en el marco de la Ley 30309, ha establecido un protocolo que permite reconocer las capacidades de nuestras disciplinas como centros especializados. Ese proceso, que hemos cumplido, es liderado por nuestra Universidad”, señala el Mg. Carlos Chávez, director de la Dirección de Gestión de la Investigación (DGI).

Como centro especializado en I+D, la Disciplina de Ingeniería Eléctrica y Electrónica demostró el éxito de su trabajo con empresas, lo cual le permitió postular, a mediados del 2017, al reconocimiento de la competencia en (i). ¿Qué implica contar con la autorización completa en I+D+i? Ahora, con las tres competencias reconocidas, este centro puede acceder a mayores fuentes de financiamiento y oportunidades de colaboración empresarial.

“Nuestra disciplina trabaja con empresas desde hace varios años. Usamos los fondos concursables que nos ha otorgado el Estado para financiar proyectos que permiten optimizar procesos productivos o servicios en empresas con las que colaboramos. Esta nueva autorización de Concytec permite que se reconozcan también nuestras capacidades para realizar innovación. Tenemos personal, equipos, laboratorios y una experiencia validada”, indica el Ing. Miguel Cataño, coordinador de la Disciplina de Ingeniería Eléctrica y Electrónica.

Proyectos en proceso

Por ejemplo, entre los proyectos que realiza, esta disciplina trabaja con empresas como HCQ Perú SAC, exportadora de mangos, con la cual diseña un sistema automático de selección de la mejor fruta. En paralelo, trabaja con la empresa Plásticos Ramos en la elaboración de una máquina que optimiza la fabricación de folders. En estos y otros proyectos participan alrededor de 18 personas, entre docentes investigadores, asistentes y alumnos.

“A través de la colaboración universidad-empresa, los investigadores ponemos en práctica nuestros conocimientos, nos acercamos a las necesidades de la industria y nos enfrentamos a nuevos retos. Un ingeniero electrónico que solo dicta en la Universidad no se desempeña en su profesión. Estos proyectos también contribuyen con la formación de estudiantes y tesistas, que se enfrentan a situaciones reales de trabajo y salen de los laboratorios para realizar trabajo de campo en las empresas”, asegura Cataño.

“Más del 94% de empresas en el Perú son mipymes, así aportamos a su crecimiento y al desarrollo del país. Nuestro rol es facilitar el proceso de generación de conocimiento transformado en un valor con consecuencias económicas favorables para las empresas aliadas”, indicó el director de la DGI.

Cabe destacar la labor de la Oficina de Innovación de la DGI, que brinda soporte administrativo para que las disciplinas PUCP logren estas autorizaciones. “La mayor parte de nuestros proyectos pertenecen a los sectores de la micro, pequeña y mediana empresa. Desde 2010, la PUCP trabaja esta vinculación que ha sido incentivada con la implementación de la Ley 30309, que brinda beneficios tributarios a las empresas que inviertan en I+D+i en alianza con un centro especializado”, dijo Karina Bañón, coordinadora de Proyectos de la Oficina de Innovación.

Para Carlos Chávez, este es solo el primero de otros procesos de autorización que vendrán cuando se extienda la vigencia de la Ley 30309. “En ese momento, la PUCP podrá tener dos docenas de disciplinas autorizadas por Concytec en I+D+i y no solo en I+D. La experiencia obtenida nos ha fortalecido”, indica.

La ley

Según la Ley 30309, las empresas que invierten en un proyecto de investigación, desarrollo tecnológico o innovación tecnológica (I+D+i) podrán acceder al beneficio de una deducción de hasta 175% en el pago del impuesto a la renta.


Fuente: PuntoEdu