Vinculación Universidad – Empresa: la innovación tecnológica como medio para el éxito empresarial

08/06/2017

En nuestro días, el rol de la investigación y del desarrollo tecnológico como piezas claves para la innovación tecnológica y, por consiguiente, su aporte en el aumento de la competitividad de las empresas está demostrado con la evidencia de diversos países como Corea del Sur que al cambiar su política de inversión en Ciencia y Tecnología lograron un ritmo ascendente en sus índices de competitividad. Ello debido a que las actividades de innovación científica y tecnológica incluyen todas aquellas etapas científicas, técnicas, comerciales y financieras necesarias para el desarrollo y comercialización exitosa de productos y procesos.

Es por eso que la comercialización de la tecnología, con técnicas de marketing de alto impacto son un medio necesario para la innovación. Y uno de sus mecanismos más fructíferos es la transferencia tecnológica, definida ampliamente como el flujo de conocimientos e información desde donde se generan hasta donde se utilizan -en este caso la industria- para alcanzar un fin práctico.

Una de las fuentes principales, pero no la única, de donde parte el flujo de conocimiento y tecnología es la academia, representada por: centros de investigación, universidades, institutos tecnológicos, entre otros; sin embargo, en el caso del Perú, las universidades son las fuentes principales. Mientras que el sector receptor de estos resultados de investigación y desarrollo son las empresas públicas o privadas así como la sociedad.

Desde hace algunos años, el apoyo del Estado al sector empresarial está siendo impulsado gracias al Fondo de Investigación y Desarrollo para la Competitividad –FIDECOM que es administrado por el fondo nacional INNOVATE PERÚ, gracias al cual las empresas peruanas pueden acceder a fondos no reembolsables para desarrollar innovaciones de procesos y productos.

En ese sentido, la vinculación universidad empresa ha sido una necesidad y una herramienta para cumplir con los objetivos de este fondo promovido por el Ministerio de la Producción, ya que al asociarse la empresa con una universidad o institución educativa puede acceder a un mayor porcentaje de financiamiento por proyecto.

Es por ello que desde el año 2008, la Pontificia Universidad Católica del Perú inició una estrategia para acceder a los fondos de la mano de las empresas, para lo cual la Oficina de Innovación que está exclusivamente dedicada a la generación de alianzas estratégicas entre las empresas peruanas y la PUCP, se ha convertido en un lugar donde los empresarios peruanos pueden acudir con el fin de encontrar un diagnóstico ad hoc para la solución de sus necesidades empresariales.

Esta “asociación Universidad Empresa” implica pensar en proyectos cuyo equipo técnico sea mixto, es decir, investigadores ligados a la academia y empresarios con necesidades puntuales, en ocasiones urgentes.

Bajo este esquema es que empezaron a surgir diversas formas de vinculaciones con empresas peruanas, donde el prestigio de una universidad como la PUCP ha sido un garante para el fondo y ha facilitado que se otorguen con el fin de incentivar diversas iniciativas innovadoras que la tenían como socia.  Ante esta situación sin precedente en el país, se inició un proceso de aprendizaje en torno a lo que significa asociar una empresa a una universidad con el fin de obtener beneficios para ambos actores, de acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe – CEPAL, propone las siguientes funciones y competencias de universidades y empresas (División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, 2010, pág. 60):

Los intereses de las universidades son.- Formar capital humano, realizar investigación, generar conocimiento a nivel académico, poner a prueba el paradigma científico, difusión de conocimiento a la comunidad científica, ser evaluados los pares, entre otros.

Los intereses de las empresas son.- Producir utilidad, mantenerse en el mercado, expandir sus ventajas competitivas, innovar, protección de la propiedad intelectual, secreto industrial, aplicabilidad de la innovación, obtener rentabilidad, entre otros.

En la actualidad ya se cuenta con resultados de los primeros proyectos que obtuvieron financiamiento. Por todo ello, podemos decir que la vinculación universidad – empresa se ha visto fortalecida durante todos estos años y que a la fecha ya son 111 proyectos de empresas que obtuvieron financiamiento del Estado de la mano de la PUCP, mejorando así su competitividad con innovación tecnológica.